Fiscal pide reabrir causa judicial de Eduardo Bleier y cambio de carátula por homicidio

El fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitará que se reabra la causa judicial de Eduardo Bleier, a raíz del hallazgo de sus restos óseos, y se cambie la carátula de “su desaparición” por la de “su homicidio”.

Fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe.

Tras el reciente hallazgo de los restos de Bleier en el Batallón Nº 13 de Infantería, el fiscal Perciballe anunció que solicitará la reapertura de la causa judicial y pedirá el cambio de carátula de desaparición por homicidio.

“Constatamos que hay una causa archivada en 2012. Se pedirá que se reabra y la investigación girará en torno al asesinato, porque se ha confirmado que ya no hablamos de un desaparecido”, remarcó el fiscal este miércoles 9 de octubre, en declaraciones a la prensa.

Perciballe expresó a TNU que “varios militares serán citados a declarar”.

En un documento de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos se menciona que en los interrogatorios a Bleier habrían participado los entonces mayores: Ernesto Ramas, Victorino Vázquez, Juan Pomoli y Nino Gavazzo, y el entonces teniente Jorge Silveira.

Bleier

Eduardo Bleier Horovitz nació en José Batlle y Ordóñez, Lavalleja, el 12 de noviembre de 1927, en el seno de una familia judía, era odontólogo de profesión y tenía cuatro hijos.

Integró el Comité Central del Partido Comunista del Uruguay, y secretario departamental de dicha colectividad política.

Fue detenido el 29 de octubre de 1975, cuando estaba por cumplir 48 años. Fue trasladado al centro clandestino de detención conocido como la Casona de Punta Gorda o “infierno chico” y luego al 300 Carlos o “infierno grande” del Servicio de Material y Armamento, un predio contiguo al Batallón Nº 13 de Infantería, de la avenida de las Instrucciones.

Se cree que habría fallecido en el año 1976, en el 300 Carlos, a causa de las torturas a las que fue sometido.

En esa fecha no existía la subversión, ya que las Fuerzas Conjuntas habían vencido al aparato armado del MLN-T, mientras que el resto de los grupos armados habían salido del país.

Sin embargo, desde el 20 de octubre de 1975 las fuerzas represivas llevaron adelante la denominada “Operación Morgan” contra partidos y sectores de izquierda, y en la que fueron detenidos, entre otros: Fernando Miranda, Ubagesner Chaves Sosa y Elena Quinteros.

Varios militares supuestamente “arrepentidos” denunciaron ante la Comisión para la Paz, creada por el ex presidente Jorge Batlle, que el cuerpo de Bleier estaba comprendido dentro de la “Operación Zanahoria”, la cual consistió en desenterrar cadáveres sepultados en predios militares para cambiarlos de lugar y luego incinerarlos.

El Operativo Zanahoria se realizó entre los años 1983 y 1984 cuando comenzaron las negociaciones entre militares y partidos políticos para la salida democrática que se produjo tras las elecciones nacionales de 1984 y la asunción como presidente democrático (tras 11 años de dictadura) de Julio María Sanguinetti, el 1º de marzo de 1985.

De este modo, con el hallazgo de los restos Bleier se puede inferir que muchos de los relatos de los militares arrepentidos, ante la Comisión para la Paz, eran inexactos, ya que se creía que las cenizas de Bleier habían sido arrojadas a las aguas del Río de la Plata.

Fuente: Lr21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *