El humo de la Amazonia llegó a Uruguay y podría causar complicaciones

El humo de los miles de incendios de la selva Amazónica, provocados por la rampante deforestación, llegó al Uruguay. Podría provocar lluvia ácida en algunos sectores hacia mitad de semana.

Vista de La Aguada (con el edificio de Antel a la izquierda) desde Fernández Crespo y Colonia, tomada este 27 de agosto. Foto: Carlos Loría

Una ligera capa de humo procedente de los incendios de la Amazonia llegó al Uruguay y podría causar algunas complicaciones, según estimaciones del Instituto Uruguay de Meteorología (INUMET).

Hasta el día jueves, vientos desde el norte traerán partículas de este humo que se desprende de las decenas de miles de focos de incendios que arden en la selva Amazónica. “Las partículas más pesadas caen por el camino, pero las más livianas vuelvan varios kilómetros y ahora cubren todo el territorio nacional”, dijo al diario El País Néstor Santayana, jefe de Pronósticos del INUMET.

Las primeras corrientes de aire cargadas de humo ingresaron el pasado sábado y se dispersaron por varias zonas del país. Desde entonces, estaciones meteorológicas ubicadas en Cerro Largo y Salto detectaron la presencia de estar partículas conocidas técnicamente como “litometeoros”, que son las partículas sólidas pero muy livianas que son levantadas por el viento.

Santayana prefirió aclarar que “es casi imposible” que alguna parte de nuestro país vaya a oscurecerse como ocurrió en Sao Paulo debido a este humo.

La calidad del aire se mantiene

De acuerdo a declaraciones de Alejandro Nario, director nacional de Medio Ambiente, “la calidad del aire es buena” y las concentraciones de estas partículas se encuentran entre los niveles habituales de esta época.

Los incendios provocados para la eliminación de selva y creación de campos agrícolas son usuales en la Amazonia y en el norte de Argentina, y los vientos suelen traer algo de ese humo hacia la parte sur del continente. Esta vez sin embargo algunas zonas de Bolivia y Brasil superaron lo normal y cada día se reportan nuevos focos.

Se ha culpado a los gobiernos de Jair Bolsonaro y Evo Molares de permitir la provocación de incendios para la extensión de ganadería y monocultivos (en el caso de Bolivia el de la coca).

El meteorólogo Nubel Cisneros fue un poco menos optimista con la situación. En entrevista con Telenoche dijo que, de mantenerse las condiciones hasta el jueves y la concentración de humo, las precipitaciones podrían causar lluvia ácida.

El agua de lluvia se contamina al entrar en contacto con el humo y provoca que estas partículas caigan a la tierra. Podría tener efectos negativos en los sembradíos, advirtió.

Fuente: Ir21

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *