UPM confirmó la construcción de su segunda planta de celulosa en Uruguay

La empresa finlandesa UPM decidió iniciar la construcción de su segunda planta de celulosa en el país. Una inversión de 3.000 millones de dólares que generará cerca de 10.000 empleos permanentes en toda la cadena de valor.

El Presidente y CEO de UPM, Jussi Pesonen, informó este martes 23 de julio en conferencia de prensa que la compañía decidió “invertir en la construcción de una nueva planta de celulosa de eucaliptus con capacidad de 2.1 millones de toneladas en Durazno”.

Explicó que se trata de una inversión de “2.700 millones de dólares en la planta industrial” que aumentará la capacidad actual de celulosa de UPM en más del 50%.

Además, UPM invertirá “350 millones de dólares en actividades portuarias en Montevideo e instalaciones locales en Paso de los Toros”.

La parte principal del total de los 3.000 millones de dólares de gastos de capital se llevará a cabo en 2020-2022.

UPM tendrá el 91% de participación en el proyecto y el restante 9% pertenecerá a un grupo inversor uruguayo también vinculado al proyecto de UPM – Fray Bentos.

Se espera que la planta comience a funcionar en la segunda mitad de 2022.

La inversión se financiará “mediante el flujo de caja operativo complementado por actividades habituales de financiamiento corporativo”, informó UPM en su página web.

Desarrollo económico y social

“Para UPM, ha sido importante garantizar operaciones sostenibles y competitivas a largo plazo y minimizar los riesgos tanto en la fase del proyecto como en operación. Para Uruguay, esta inversión y la mejora de la infraestructura ofrecen importantes oportunidades para el desarrollo económico y social”, se indicó desde UPM.

En tal sentido, Pesonen resaltó que Uruguay “ha demostrado una visión consistente a largo plazo en el desarrollo de las condiciones necesarias para atraer la inversión extranjera, construyendo las bases para el desarrollo industrial”.

Dijo, asimismo, que la decisión brindará “muchas oportunidades para las pequeñas y medianas empresas uruguayas y mano de obra capacitada en la zona centro, que beneficiará a miles de uruguayos en las próximas décadas”.

El jerarca de UPM indicó que los fundamentos del negocio para la inversión son positivos: “la demanda de la celulosa cuenta con una perspectiva saludable a largo plazo, especialmente en Asia. El sólido crecimiento del mercado se basa en las grandes tendencias mundiales de los consumidores que impulsan la demanda de papel, papel higiénico, embalaje y papeles especiales. El crecimiento de la tendencia anual de la demanda de celulosa en el mercado global sigue siendo de aproximadamente 3%”.

Aumento del PBI

Por otro lado, desde la compañía se destacó el “importante impacto en la economía uruguaya”.

En tal sentido, se indicó -según estudios socioeconómicos independientes- que finalizada la construcción de UPMII la planta aumentará el Producto Bruto Interno (PBI) de Uruguay en un 2%, y el valor anual de las exportaciones del país en un 12%.

10.000 puestos de trabajo

También se destacó que durante la construcción “el sitio empleará en su pico máximo unas 6.000 personas”.

Una vez finalizada la misma, “se estima que se crearán cerca de 10.000 empleos permanentes en toda la cadena de valor, de los cuales 4.000 serán empleados directos de UPM y sus contratistas”.

UPM destacó  que “unas 600 empresas estarán trabajando en la cadena”.

Otros de los aspectos que se destacó desde la empresa es que la planta estará ubicada en zona franca y pagará “un canon anual fijo de 7 millones de dólares por año”.

“Se espera que la cadena de valor de la planta contribuya con 170 millones de dólares anuales en impuestos y pagos de seguridad social y contribuya con 200 millones de dólares en salarios anuales”, se informó desde UPM.

Medio Ambiente

Otros de los aspectos se refiere al impacto ambiental. Desde la compañía se asegura que la planta “está diseñada para cumplir por completo las estrictas regulaciones medioambientales de Uruguay, así como las normas y recomendaciones internacionales para las plantas modernas”.

También se aseguró que el “desempeño ambiental de la planta se verificará con un monitoreo integral y transparente”.

Se estima que la planta generará un excedente de “energía firme, predecible y renovable de más de 110 MW fortaleciendo la matriz energética del país”.

UPM también realizará inversiones en “soluciones habitacionales en Paso de los Toros” y proporcionará viviendas temporales para personal contratado durante la obra.

Asimismo, “financiará la mejora de la planta de tratamiento de aguas residuales municipales y la restauración del vertedero municipal en Paso de los Toros”.

Según indicó la empresa, “las inversiones locales fuera del predio de la fábrica, totalizan unos 70 millones de dólares”.

UPM también manifestó que “la disponibilidad de madera de eucaliptus está asegurada a través de plantaciones propias de la empresa y a través de arrendamientos”.

Destacó que la cadena logística “eficiente es fundamental para la competitividad de la fábrica y la seguridad del abastecimiento en los mercados mundiales”. Ello se logra a través de “las mejoras en rutas, la modernización del ferrocarril y la construcción de la terminal portuaria”.

En ese marco, se indicó que ha decidido la “construcción de una terminal especializada en celulosa en el puerto de aguas profundas de Montevideo con una inversión de 280 millones de dólares”.

UPM informó que los permisos necesarios ya han sido otorgados y los acuerdos con el Gobierno de Uruguay “han finalizado de manera satisfactoria”.

Recordó que el acuerdo de Participación Público Privada (PPP) entre el Gobierno y la empresa constructora del Ferrocarril Central se firmó en mayo pasado.

Los trabajos en el predio de la planta y el dragado del puerto “comenzarán de forma inmediata”, aseguró UPM.

Fuente: lr21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *