BPS constató 9.732 menores que no concurren a clase y podría suspenderles Asignación Familiar

El Banco de Previsión Social (BPS) constató que 9.732 beneficiarios de Asignaciones Familiares de entre 5 y 17 años no están registrados en ningún centro de enseñanza, por lo cual exhorta a padres o tutores a normalizar la situación antes del 31 de julio para poder acceder al cobro del beneficio.

El BPS inició el proceso tendiente a que los niños y adolescentes retomen sus estudios.

En dicho marco informó que de acuerdo al cruce de información con enseñanza pública y privada, formal y no formal, de todo el país, y la participación del Sistema Integral de Información de Asistencia Social (SIIAS), resultó que “9.732 beneficiarios de entre 5 y 17 años no están registrados”.

El organismo previsional recordó que desde el pasado 1º de julio los responsables de los beneficiarios pueden consultar a través del “servicio en línea Consulta de inscripción y asistencia a centros de enseñanza, por teléfono al 1997, o en todas las sucursales y agencias del BPS”, si los menores a su cargo están comprendidos.

En caso que el menor esté incluido en la nómina de los no registrados en centros de enseñanza, deberá presentar en las oficinas del BPS el certificado que compruebe estar inscripto en algún instituto público o privado de enseñanza: Primaria, Secundaria y CETP (ex UTU) o en instituciones de educación no formal.

En caso de no encontrarse en la nómina, no deberá realizar ningún trámite.

Suspensión del pago

Asimismo, el BPS indicó que de no comprobarse la inscripción antes del 31 de julio, “se suspenderá el pago de las Asignaciones Familiares a partir del mes de cobro setiembre 2019”.

De presentar la constancia con posterioridad al 31 de julio, “se rehabilitará el beneficio de forma inmediata”.

El BPS manifestó que de los posibles suspendidos, “el 25% de los beneficiarios tienen edad de concurrencia a enseñanza Primaria y el 75% tiene edad de concurrencia a estudios de nivel Medio. Más de la mitad del total de posibles suspendidos se concentra en las edades de 15 a 17 años”.

Dichos beneficiarios representan el “3% de los beneficiarios totales de entre 5 y 17 años, que son unos 335.400”.

“Los 9.732 beneficiarios integran unos 8.950 hogares de los cuales 38% dejarían de percibir totalmente el beneficio en caso de suspensión”, asegura el BPS. También aclara que la cifra “baja a 20% en el caso de los hogares que cobran Asignaciones Familiares por Ley 18.227”.

El 62% restante “continuaría cobrando, ya que incluye a otros beneficiarios que están en situación regular”.

Fuente: lr21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *