INDDHH dijo que ASSE vulneró derechos del hombre que murió en una ambulancia

Por otra parte se solicitó que se otorguen las explicaciones y las disculpas del caso a los familiares así como la realización de un tratamiento psicológico de apoyo.

Foto archivo

La Institución Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH) advirtió a ASSE y al Hospital de Fray Bentos que están vulnerando derechos e incurriendo en irresponsabilidades. 

La advertencia fue realizada a raíz de la denuncia presentada luego de que un hombre muriera mientras era trasladado al hospital infarto en una ambulancia que se presentó únicamente con el chofer y sin personal médico.

La INDDHH recibió el 25 de setiembre de 2018 una denuncia presentada por el afiliado Roberto Daniel Picart Motuzas sobre presuntas irregularidades en la atención de emergencias en el Hospital de Fray Bentos, que habrían vulnerado diversos derechos humanos.

El hombre señaló que el día 20 de agosto de 2018, entre las 2:00 y 3:00 de la madrugada, su padre, Roberto Hugo Picart, de 78 años de edad, sufrió un infarto. A raíz del hecho, la madre del denunciante solicitó asistencia al Hospital de Fray Bentos informando lo que ocurría. Según el interesado, la ambulancia llegó a los 7 minutos de realizado el llamado, sin personal médico ni de enfermería, desfibrilador o equipo acorde.

De acuerdo al documento de INDDHH, solo concurrió al lugar el chofer de la ambulancia, que se limitó a tomar el pulso a su padre, sin realizar ninguna otra acción con respecto a la persona afectada, quien aún tenía signos vitales. El hermano del denunciante ayudó al chofer a subir a su padre a la ambulancia y lo habría acompañado al hospital. Según su testimonio, antes de llegar, a doce cuadras del domicilio, el paciente falleció.

“Evidentemente es una situación grave en la medida que desde el sistema de atención en salud del estado no se da una respuesta adecuada a la necesidad de una persona”, indicó el director Juan Faroppa, entrevistado en radio Impacto de Fray Bentos.

Para la sustanciación del caso, la Institución Nacional de Derechos Humanos, solicitó información a ASSE que contestó en nota fechada el 21 de diciembre de 2018. La respuesta fue que el centro asistencial involucrado no cuenta con servicio de ambulancia especializada para cubrir llamadas a domicilio CLAVE 1 y por lo tanto solo se brinda el servicio de traslado en ambulancia común (solo con chofer) desde el domicilio al servicio de emergencia.

Las autoridades de la salud explicaron que se está implementando un proyecto que incluye a Médicos de Puerta, que cubrirían 24 horas de guardia y 24 horas de traslados, con la posibilidad de salidas a llamados en Clave l a domicilio.

La familia Picart consideró la respuesta de ASSE como «absolutamente inaceptable” y cuestionó que se está ante “una realidad naturalizada” y consideraron que hay una flagrante vulneración del derecho a la vida como se da actualmente en el hospital fraybentino.

El denunciante reflexionó sobre la capacitación de muchos funcionarios públicos para brindar reanimación, algo que además “se exige en lugares donde hay afluencia de público como centros comerciales contar con desfibrilador. Sin embargo, la ambulancia de ASSE de esta ciudad no cuenta con personal que brinde reanimación, ni con un desfibrilador», expresó.

«Contradicción y daño potencial que afecta a muchas personas y debiera ser reparada”, agregó el hijo del hombre afectado. 

30 días. 

La IINDDH llegó a la conclusión de que «el estado uruguayo a través de ASSE vulneró derechos e incurrió en responsabilidad».

«La institución entiende que en este caso fue inicialmente vulnerado el derecho a la salud del padre del denunciante, por cuanto como usuario era portador del derecho a ser asistido adecuadamente en una situación de emergencia, derivada de un riesgo inminente a perder la vida», indicó. 

Asimismo, por todas las circunstancias que rodearon los hechos, resulta notorio «el sufrimiento emocional padecido por los familiares de la persona fallecida (hijos y esposa), por lo que también se vulneró su derecho a la integridad psíquica», agregó.

Es por esto que se solicitó que se otorguen las explicaciones y las disculpas del caso a los familiares por parte de ASSE así como la realización de un tratamiento psicológico de apoyo.

Por otra parte indicó que en un plazo de 30 días se debe implementar un «Servicio de Ambulancia Especializada Clave 1 para domicilio y vía pública, a disposición del Hospital de Fray Bentos». 

Como medida provisoria se solicita que todas las ambulancias sean equipadas con desfibrildores y que los trabajadores sean debidamente capacitados. 

Fuente: El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *